dfki_marius_wirtz_leng

Europa Explorer, dron acuático en busca de vida en el océano del satélite Europa

De los cuatro satélites descubiertos por Galileo Galilei en Júpiter, el satélite Europa es el más pequeño. No obstante, cuenta con un gran mar bajo la corteza de hielo que este presenta, aumentando así las posibilidades de encontrar vida en este satélite fuera de nuestro Sistema Solar. A esto se debe que la NASA ya tuviese interés previo en explorarlo.

A lo largo de los años han salido a la luz, sin éxito, otros proyectos para intentar conseguir explorar sus aguas. Después de cuatro años una empresa alemana llamada Bremen Robotics ha conseguido terminar el prototipo de su proyecto EurEx (Europa Explorer), el robot capacitado para llevar a cabo la tarea de taladrar la superficie de la luna y enviar un dron acuático a explorar sus profundidades.

Estos proyectos se deben a la obtención de unos datos por parte del satélite Galileo que afirmaban que la luna Europa a pesar de su reducido tamaño podría contar con hasta el doble o triple de agua que la tierra.

Demostración animada del EurEx

 

 

Según el vídeo anterior creado por el Centro de Innovación, el plan consiste en que la máquina perfore un túnel sobre la superficie y que una pasarela en forma de tubo abra camino unos 15 kilómetros a través dónde se prevé que habrá capas de hielo y una vez llegue liberará un dron que empezará su exploración.

Lo que se pretende es que el dron tenga la capacidad de sumergirse en los 100 kilómetros de profundidad estimados del mar que presenta el satélite. Se orientará mediante señales acústicas y grabará todo lo que se cruce volviendo al punto de partida para la recogida de datos y carga de las baterías.

 

Demostración del EurEx en misión autónoma

 

 

 

Cómo es lógico, este proyecto se encuentra aún en desarrollo y quedan años para que pueda explorar las profundidades de Europa, aunque no se cuentan con plazos ya hay pruebas del primer prototipo, el encargado de buscar firmas de vida fuera de nuestro sistema solar.

Artículo escrito por: Adrián Valle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *